International Comunista

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages
Filtrar por categorías
Artículos
Declaraciones
Documentos
Nuevo Brasil
sin categoría

21 de abril de 1967: Golpe Militar en Grecia

¡Proletarios de todos los países, uníos!



21 de abril de 1967: Golpe Militar en Grecia



El 21 de abril se cumplió el 54º aniversario del golpe militar de la Junta de los Coroneles en Grecia, impulsado y apoyado por la CIA como parte del plan hegemonista y contrarrrevolucionario del imperialismo yanqui puesto en marcha por el gobierno de Kennedy desde los inicios de la década de los 60, que estació el la junta militar fascista, como consecuencia del desarrollo de la lucha de clases en el país. El proletariado y las masas lucharon en grandes tormentas contra el intento de hacer de Grecia un “campo experimental” para el imperialismo y lograron importantes logros en el proceso.



PLAN HEGEMONISTA Y CONTRARREVOLUCIONARIO MUNDIAL

La victoria del frente mundial antifascista en la Segunda Guerra Mundial dirigido por el c. Stalin, llevada a cabo por el Ejército Rojo, los partisanos y los pueblos del mundo, trajo consigo profundos conmociones y cambios en la otra colina por el doble carácter de esta guerra, por un lado, guerra mundial por nuevo reparto del mundo y, por el otro, guerra de defensa de la patria socialista, la Unión Soviética, y de desarrollo de la revolución mundial. !949, triunfo de la Revolución China y paso de la defensiva estratégica al equilibrio estratégico de la revolución proletaria mundial.

De las potencias imperialistas, que iniciaron la Segunda Guerra Mundial como una guerra de nuevo reparto, muchas emergieron fuertemente debilitadas después de la guerra (principalmente Alemania, pero también Inglaterra y Francia). En esta situación favorable, el imperialismo yanqui se convierte en la superpotencia hegemónica en colusión y pugna con las otras potencias imperialistas por repartirse en esa parte del mundo, el legado del imperialismo británico, que estaba económica, política y militarmente muy deprimido y ya no podía mantener bajo control sus colonias y semicolonias y perdía aún más influencia. La nueva superpotencia imperialista – principal ladrón, el imperialismo yanqui, sigue los pasos de sus predecesores como superpotencia hegemónica y se vale de las formas más agresivas de dominio burgués. “Desde la victoria en la Segunda Guerra Mundial, el imperialismo estadounidense, que ha tomado el lugar de la Alemania, Italia y Japón fascistas y está preparando locamente una nueva guerra mundial, con la que pone en peligro al mundo entero, y sus lacayos en los distintos países se han reflejado la extrema podredumbre del mundo capitalista y su miedo a la inminente perdición de nuevo”.i Cuán correcta fue esta evaluación del presidente Mao Tse-Tung en 1963 se confirmó aún más claramente en el golpe militar de 1967 en Grecia. Impulsado por la creciente contradicción interimperialista, el auge de los movimientos de liberación nacional en las colonias y semicolonias que cuenta con el apoyo internacionalista de la China socialista bajo la Jefatura del Presidente Mao, así como los movimientos de masas y las rebeliones en los países imperialistas, el imperialismo yanqui adecuó a las nuevas circunstancia su ofensiva contrarrevolucionaria mundial iniciada a finales de la década de los 40 del siglo anterior. La base de esa ofensiva contrarrevolucionaria se expresa,, políticamente, en la denominada “Doctrina Truman“, económicamente en el Plan Marshall y militarmente en la fundación de la OTAN en 1949. “En este momento de la historia mundial, casi todas las naciones tienen que elegir entre formas de vida alternativas. Con demasiada frecuencia, esta elección no es gratuita. (…) Si dudamos en nuestro papel de liderazgo, ponemos en peligro la paz del mundo, y ciertamente estamos dañando el bienestar de nuestra propia nación”.ii Truman, el jefe del imperialismo estadounidense en ese momento, expresa el papel del Estados Unidos como la superpotencia imperialista. Y, por supuesto, esta “elección entre diferentes formas de vida” no es “libre”, sino que está determinada por la lucha de clases y sus leyes internas.

La necesidad de adecuar el plan hegemonista y contrarrevolucionario mundial del imperialismo yanqui se le presentó, por un lado, por el desarrollo de la contradicción interimperialista, dado que no solo las otras potencias imperialistas arriba nombradas, apenas repuestas de las consecuencias de la contienda bélica, han pasado a cuestionar su hegemonía, sino que también, ha aparecido una nueva superpotencia que entró a disputarle la hegemonia mundial en todos los continentes y mares, la superpotencia socialimperialista soviética y, por otro lado, la revolución mundial se desarrolla en la etapa del equilibrio estratégico y dentro de ella se ha iniciado la Gran Revolución Cultural Proletaria en China (1966-1976) dirigida personalmente por el Presidente Mao y en el curso de la cual el maoísmo se erigió como la más alta cumbre de la ideología del proletariado, como marxismo-leninismo-maoísmo, principalmente maoísmo, que en ese momento se denominaba pensamiento maotsetung. Como la tercera, nueva y superior etapa de la ideología del proletariado.

Sobre la situación internacional y el desarrollo de las contradicciones fundamentales en aquel momento, es de aplicación lo expresado por el Presidentre Mao, diez años antes, en un caso similar, porque no se trató de una intervención imperialista indirecta como el caso del Golpe de los Coroneles, sino de una agresión directa, cuando el Presidente dijo lo siguiente:

Tercero. Problemas internacionales. En el Medio Oriente se han producido los acontecimientos del canal de Suez. Un hombre llamado Nasser nacionalizó el canal; otro, llamado Eden, envió allí un contingente de soldados y desató una guerra; en seguida, un tercero llamado Eisenhower trató de expulsar a los ingleses con el fin de apoderarse del lugar. La burguesía inglesa, vieja pícara y gran tramposa desde su origen, es una burguesía más hábil que ninguna otra en determinar cuándo se impone llegar a un compromiso. Sin embargo, resulta que ahora ha dejado caer el Medio Oriente en manos de los norteamericanos. ¡Que garrafal error! ¿Cuántos dee ste calibre pueden contarse en su historia? Pero, ¿por qué esta vez perdió la cabeza e incurrió en semejante error? Porque, no pudiendo mantener el aplomo ante la enorme presión de los norteamericanos, trató de recuperar el Medio Oriente y poner a raya a los EE.UU. ¿Era Egipto el principal blanco contra el cual estaba vuelta la lanzade Inglaterra? No. Su acción apuntaba contra los EE.UU., al tiempo que la acción norteamericana apuntaba contra Inglaterra. Estos acontecimientos nos permiten ver dónde se halla el punto clave de las luchas en el mundo de hoy. Claro está que los países imperialistas viven contradicciones muy agudas con los países socialistas, pero lo que hacen ahora es tomar como pretexto la lucha contra el comunismo para disputarse esferas de influencia. ¿Cuáles son las esferas que se disputan? Zonas de Asia y África habitadas por mil millones de personas. En la actualidad, sus disputas se concentran en el Medio Oriente, región de gran importancia estratégica, y sobre todo en la zona del canal de Suez, en Egipto.

En el conflicto que allí se vive convergen dos tipos de contradicciones y tres Fuerzas distintas. Esos dos tipos de contradicciones son: primero, las contradicciones interimperialistas, o sea, las existentes entre los EE.UU. e Inglaterra y entre los EE.UU. y Francia y,segundo, las contradicciones entre las potencias imperialistas y las naciones oprimidas. De las tres fuerzas en juego, la primera son los EE.UU., la mayor potencia imperialista; la segunda, Inglaterra y Francia, países imperialistas de segundo orden, y la tercera, las naciones oprimidas. El principal escenario de la actual disputa imperialista lo constituyen Asia y África, donde han surgido movimientos de independencia nacional. Los EE.UU. recurren a medios tanto militares como no militares; es así como han actuado en el Medio Oriente (…) Desde luego, apoyaremos la lucha antiimperialista de los pueblos de Asia, África y América Latina, así como la lucha revolucionaria de todos los pueblos.

(…) En síntesis, estimamos que los problemas en el plano internacional todavía deben ser enfocados de la manera siguiente: Se destaca por encima de todas las contradicciones la que supone la rebatiña entre los países imperialistas y su disputa por las colonias. Lo que éstos hacen ahora es valerse de las contradicciones que tienen con nosotros para encubrir las suyas. Nosotros, a nuestro turno, podemos sacar partido de sus contradicciones; a este respecto es mucho lo que se puede hacer“.iii

Más aún, en 1967 es cada vez más aguda la contienda de los EE.UU. con el socialimperialismo soviético, factor que se debe tener en cuenta en cuando se trata de la región del Oriente Medio o del Mediterráneo, definida por el Presidente Mao como de gran importancia estratŕegica.



Antecedentes

En 1944 la guerra de guerrillas en Grecia obtuvo la victoria contra la bestia de los ocupantes alemanes con la ayuda de los Aliados.iv Bajo el liderazgo del Partido Comunista de Grecia (PCG), el movimiento guerrillero alcanzó tal fuerza que pudo tomar el poder en gran parte del país (incluida la capital Atenas) e iniciar los primeros pasos hacia la aplicación de su programa popular antifascista. El imperialismo británico maltratado, preocupado por la lucha por su propia supervivencia, siguió perdiendo su poder económico, político y militar para mantener a Grecia bajo control y contener el frente popular antifascista. En estas condiciones, el desarrollo de la burguesía nacional también experimentó un repunte temporal, que aumentó aún más la presión sobre Gran Bretaña. A esto le siguió una guerra civil de cuatro años entre las fuerzas antifascistas y antiimperialistas dirigidas por el Partido Comunista y los mercenarios del imperialismo británico, que acudieron a los Estados Unidos en busca de ayuda. Después de años de lucha sacrificada contra el terror cruel de la bestia nazi, el pueblo griego estaba aún más convencido de seguir el camino de la culminación de la revolución democrática y su paso ininterrumpido al socialismo, luchando heroicamente por defender las victorias que había obtenido. El hecho de que las fuerzas comunistas y revolucionarias en el país sufrieran una derrota en la guerra civil y que pudiera sobrevenir un período de persecución y represión más aguda no fue resultado directo de la lucha de clases a nivel internacional sino de la lucha de clases en el mismo país, ya que, el factor externo actúa como condicionante y el factor interno como determinante. Uno de los hechos que ahondó los problemas en la colina del pueblo, pensamos, principalmente de la dirección, fue que la camarilla revisionista de Tito cortó una de las vías principales de provisión de armas al Partido Comunista de Grecia, lo que empujó cada vez más al Ejército Popular de Liberación Griego (ELAS) a adoptar una (actitud) defensiva militar y finalmente condujo a la derrota militar, consecuencia de no basarse principalmente en las propias fuerzas aplicando independencia, autodecisión y autosostenimiento entendiendo el carácter estrtégico de la guerra de guerrillas. Lo que muestra claramente errores en la línea militar al no conservar la iniciativa. La guerra civil griega es, por tanto, un ejemplo importante y sangriento de la importancia internacional de las enseñanzas del camarada Stalin y del presidente Mao Tsetung sobre el papel contrarrevolucionario del revisionismo de Tito, el primer revisionismo en el Poder. Cuán profundo el significado del desarrollo de la lucha contra el revisionismo de Tito y, por lo tanto, la lucha intransigente contra el primer revisionismo en el Poder, tal como lo desarrolló el ComInform, se confirmó ampliamente un poco después cuando el re susvisionismo usurpó el Partido y el Estado en la Unión Soviética. Gran parte de la dirección del Partido Comunista de Grecia siguió el camino revisionista y contrarrevolucionario de Jruschov, y “nuevas” tesis como la “coexistencia pacífica”, la „emulación pacífica“ con el imperialismo y la “transición parlamentaria pacífica” al socialismo. Las tres pacíficas y los dos todos el revisionismo de Jrushov, que se convertió en instrumentos de la lucha para prevenir la revolución. El imperialismo estadounidense, en particular, conocía la contribución del revisionismo como “arma interna” contra el socialismo y la revolución mundial: “Nikita Khrushchev aplastó irrevocablemente el bloque unificado desde los días de Stalin. Ese es quizás el mayor servicio que Jruschov ha prestado, no al comunismo, sino al mundo occidental”v.

Bajo la presión del fuerte impulso de importantes sectores de las masas griegas por la independencia nacional y el socialismo, la burguesía burocrática se vio obligada a abandonar la forma monárquica de gobierno y reemplazar a los representantes del gobierno conservador por el socialdemócrata Georgis Papandreou para apaciguar a las masas. con frases nacionales y sociales. En los dos años previos al golpe militar, seis cambios de gobierno expresaron la profunda crisis política que comenzaba a desencadenarse, una de las dos condiciones necesarias que nos indican que estamos ante un situación revolucionaria en desarrollo. Es decir, enorme inestabilidad de los representantes políticos reflejaba un capitalismo burocrático débil basado en una estructura económica débi.



Golpe militar de la Junta de los Coroneles

En los planes del imperialismo estadounidense para prepararse para una nueva guerra mundial imperialista, Grecia jugó un papel estratégico decisivo en Europa, al mismo tiempo que la burguesía burocrática era demasiado débil para hacer cumplir este papel. Una camarilla de la gran burguesía vinculada a la CIA, mercenarios fascistas y antiguos nazis de alto rango en torno al fascista y agente de la CIA Georgios Papadopoulos deberían cumplir esta tarea, con el apoyo de partes del ejército griego que son particularmente leales a la OTAN. Después de meses de aguda lucha de clases y amplios movimientos populares, la Junta de los Coroneles dentro del marco del plan de la OTAN “Prometeo” el 21 de abril, tomó las riendas del Estado mediante un golpe y estableció una junta militar fascista. El „Plan Prometeo“ tenía tres objetivos principales como necesidad del imperialismo estadounidense: 1) Militarmente, se suponía que iba a transformar a Grecia en una base para los Estados Unidos en Europa durante la “Guerra Fría”. En relación con el papel de Estados Unidos y Gran Bretaña en el Medio Oriente, el momento del golpe no fue una coincidencia, y la Guerra de los Seis Días estalló menos de dos meses después. 2) Políticamente debería controlar las luchas de clases y populares y hacer de Grecia un “baluarte del anticomunismo”, por lo que el aplastamiento, persecución, arresto y desmoralización del Partido Comunista y de las masas dirigidas por él fue elevado principio estatal supremo. 3) Económicamente, Grecia debería integrarse más firmemente en la economía mundial capitalista bajo la hegemonía estadounidense bajo el Plan Marshall. Dentro de ese marco, la Junta de los Coroneles y el golpe de estado tenía tres objetivos como necesidad del imperialismo y la reacción: 1) la reestructuración fascista del Estado griego. 2) desarrollar el capitalismo burocrático y 3) conjurar la revolución. El principal instrumento utilizado para reprimir el desarrollo de la burguesía nacional e impulsar el desarrollo del capitalismo burocrático fue la exportación de capital estadounidense a Grecia. Por ejemplo, Coca-Cola invirtió en la dictadura militar y creó una filial allí, que siguió siendo la empresa con mayores ventas en Grecia hasta la crisis económica de 2008. Pero también la desindustrialización de Grecia (principalmente en la industria del transporte marítimo) fue promovida por la junta, mientras que sectores como el turismo se convirtieron en uno de los sectores económicos más importantes de Grecia. Dadas estas condiciones marco, no debería sorprender que la migración laboral de Grecia a los países imperialistas bajo la Junta se desarrolló aún más ampliamente que antes, ya que fue una de las principales razones por las que muchos imperialistas europeos no solo aceptaron la dictadura militar, sino que con diferencia de amplitud la apoyaron. Por ejemplo, la RFA concluyó un “acuerdo de reclutamiento” con Grecia en 1960, mediante el cual la mayor ola de emigración de trabajadores migrantes y refugiados políticos se registró en los años de la Junta (razón por la cual, al mismo tiempo, la solidaridad internacional contra la junta militar en Grecia se desarrolló particularmente en Alemania)vi. Para poder contrarrestar la escasez de mano de obra que se vio enormemente agravada por la migración masiva, la Junta de los Coroneles se basó en un modo de “movimiento migratorio internacional” que es demasiado común hoy en día: 300.000 trabajadores baratos fueron reclutados solo de África.

La base social de la Junta de los Coroneles en Grecia eran relativamente estrecha y débil desde el principio. La camarilla de líderes alrededor de Papadopoulos provenía en gran parte de esa parte del ejército griego que había sido comandada y financiada por la OTAN desde 1952.vii Con la ayuda de su instrumento la OTAN, el imperialismo estadounidense pudo eludir una ocupación compleja, costosa y políticamente desfavorable al hacer que las partes de la OTAN del ejército griego cumplieran este papel, esto es recurrió a la intervención indirecta usando las contradicciopnes internas. La casa real bajo Constantino II representó a Gran Bretaña como un títere del imperialismo inglés en declive, que inicialmente tuvo que llegar a un acuerdo con la junta, pero huyó al extranjero después de un fallido intento de contragolpe. Con la Iglesia Ortodoxa y el Vaticano, los coroneles encontraron importantes aliados en la supresión ideológica de la población principalmente rural. Especialmente al principio, la junta todavía podía depender de partes del campesinado medio y rico, de los cuales, sin embargo, en el curso del desarrollo, el campesinado medio entró en conflicto cada vez más con la junta militar. En resumen, la junta militar fue capaz de cumplir brevemente el objetivo de “estabilización política” forzada del capitalismo burocrático, pero al mismo tiempo acarreó un agravamiento aún más profundo de las contradicciones dentro de sí mismo.



Resistencia antifascista y antiimperialista contra la junta militar fascista

Las luchas de clases en Grecia habían estallado desde la década de 1960, profundizando la aguda crisis política en el país. El movimiento obrero y campesino, la lucha de los estudiantes y los intelectuales fueron sofocados con una brutal represión por parte del gobierno encabezado por los representantes de una de las facciones de la gran burguesía, incluso en los años previos a la junta, los asesinatos de representantes del movimiento popular eran un medio común de disuasión. El sistema político de “dos partidos” alternos (conservadores y socialdemócratas), como se estableció generalmente en los estados de primera línea de la OTAN y también se utilizó en Grecia para la „estabilización política“ a principios de la década de 1960, fue cada vez menos capaz de cumplir su función. como conciliador y se convirtió en sí mismo en expresión de la crisis política. La “rápida solución” de la crisis política por parte de la junta militar fascista aumentó todas estas luchas en nuevas condiciones.

Mientras el movimiento de masas se radicalizaba cada vez más y dirigía el eje principal de su lucha contra el imperialismo yanqui y el gobierno fascista sirviente principalmente de este imperialismo, los revisionistas, oportunistas y socialdemócratas intentaban orientar a las masas hacia la posibilidad de una “suave conversión democrática de la dictadura”. “pero dejando intacto el dominio del imperialismo yanqui“. Las consignas que fueron recogidas a gran escala por el pueblo griego (“¡Yankees go home!” “¡Fuera OTAN!”) Fueron combatidos por las fuerzas de los revisionistas. Por el contrario, se creó y aplicó la confusión: de hecho, el día del golpe, la FDFA reformista y revisionista publicó un folleto titulado “Las razones por las que no habrá un golpe”. La Organización de Marxistas-Leninistas de Grecia (OMLE), fundada en oposición al PCG revisionista y contrarrevolucionario de 1964, que representa la línea roja proletaria que orientó a las masas hacia el derrocamiento revolucionario del imperialismo yanqui y el fascismo:

El primero es que en paralelo a la denuncia del actual régimen fascista, cualquier otra solución posible contra el pueblo, en cualquier forma y con cualquier persona que se presente, debe ser denunciada. La segunda es que cuantas más maniobras del fascismo americano sean restringidas, cuanto más fuerte estalle el movimiento anti-imperialista antifascista, más recurrirá el régimen fascista a la violencia, el terrorismo y la represión, que será el lado dominante del poder político, independientemente de si mantendrá su carácter actual , o ponga a Karamanlis o a una máscara pseudoparlamentaria. Esto significa que los cambios periódicos fueron y serán solo aparentes y el clima de legitimidad que pueden producir, un clima que promueve y cultiva sistemáticamente la oposición burguesa y el revisionismo, no debe engañar a los consistentes anti-fascistas-antiimperialistas que continúan luchando. la lucha debe continuar, con la perspectiva de un conflicto a largo plazo con las fuerzas de la violencia, explotación y opresión fascista, hasta su derrocamiento radical y definitivo”.

El Presidente Gonzalo enseñó magistralmente sobre este tema que los comunistas deben tener claro el carácter del viejo Estado para poder rechazar y combatir el oportunismo en sus diversas manifestaciones. “Si no ves al viejo Estado así [como un estado de clase, nota aclaratoria] caes en el error de identificar dictadura con régimen militar y pensar que un gobierno civil no es una dictadura y entonces corres tras uno de las facciones de la gran burguesía a través de los cuentos de hadas sobre “defender la democracia” o “prevenir golpes militares”, posiciones que en lugar de destruir el viejo Estado lo sostienen y defienden, como es el caso de los revisionistas y oportunistas de Izquierda Unida”viii.

Uno de los logros ideológicos y políticos más decisivos de OMLE en medio de la lucha contra el imperialismo y el revisionismo fue la amplia implementación de la orientación de las masas en la lucha contra el “fascismo estadounidense”. Porque el régimen militar fascista fue impulsado y apoyada por el imperialismo yanqui, el imperialismo principal que ejerce la dominación imperialista sobre Grecia (semicolonia), que el imperialismo estadounidense continuó en el avance de la decadencia del imperialismo británico, incluso si los coroneles juraron mil veces sobre la “santidad de Grecia”. No fue el “capitalismo griego” el que experimentó un auge temporal bajo la junta militar facista, sino el capitalismo burocrático que se desarrolló principalmente a través de la exportación del capital financiero estadounidense, con la continuación de la gran influencia del capital financiero imperialista inglés. La burguesía nacional, por otro lado, fue constreñida aún más, un desarrollo que se profundizó con cada nueva campaña imperialista contra Grecia (en la actualidad, especialmente desde la crisis económica mundial de 2008/09). El presidente Gonzalo enseña en relación a esto, para la revolución proletaria mundial la cuestión tan crucial “¿Por qué el capitalismo en una nación dominada por el imperialismo es inevitablemente un capitalismo burocrático?”, Es un proceso tardío y no permite más que una economía para sus intereses imperialistas. Es un capitalismo que representa a la gran burguesía, los terratenientes y los campesinos ricos de viejo tipo, clases que constituyen una minoría y que explotan y oprimen a la gran mayoría de las masas”ix.



Conclusiones

Las enseñanzas de la lucha contra el régimen fascista militar griego en 1967 sólo pueden retomarse adecuadamente hoy con el marxismo-leninismo-maoísmo y aplicarse correctamente al servicio del barrimiento del sistema mundial imperialista. El maoísmo ha desarrollado la teoría científica del capitalismo burocrático y la revolución de nueva democracia de gran importancia para la revolución proletaria mundial. Bajo este prerrequisito, deben tenerse firmemente en cuenta las lecciones de la lucha anti-revisionista de la organización marxista-leninista de Grecia, que desarrolló correctamente la lucha contra el oportunismo en este tema en los primeros pasos.

La revolución de nueva democracia es en la época actual la fuerza principal dentro de la revolución proletaria mundial y es indispensable para barrer al imperialismo de los países oprimidos. La resistencia al golpe militar en Grecia fue un ejemplo del hecho de que los pueblos y naciones oprimidos (y con ello la cuestión de la revolución de nueva democracía) también abarcan partes significativas de Europa y que el oportunismo en esta cuestión pretende llevar a la limitación y moderación de la fuerza principal y base de la revolución mundial. Los comunistas, especialmente los de Europa, deberían prestar mucha atención a esto y desarrollarlo como parte del internacionalismo proletario y de la sólida unidad entre la revolución socialista y la de nueva democracia bajo la dirección del proletariado representado por el Partido Comunista. La importancia de la lucha contra el oportunismo también fue caracterizada por los comunistas austriacos en los primeros aspectos esenciales. “Los oportunistas quieren tener“ países capitalistas ”porque, en el contexto de una visión muy dogmática, la revolución socialista, no la democrática, es“ indiscutible ”. Así, puedes orientarte hacia el tipo de revolución que actualmente no es la fuerza principal de la revolución proletaria mundial, sino su lado. Si el oportunismo se orienta hacia este “lado secundario” y convierte en virtud sus limitaciones e insuficiencias, el socialismo como etapa siguiente se convierte en un lugar sobrante. Aquí el oportunismo huye de la fuerza irresistible de la Nueva Democracia, huye de la difícil tarea de completar la revolución democrática y barrer al imperialismo de los países. Es una rendición a la revolución democrática bajo frase socialista”x.

Las lecciones de la lucha contra la junta militar fascista están demostrando una actualidad importante, especialmente bajo la impresión de la renovada y extensa campaña de saqueo del imperialismo estadounidense y de los imperialistas de la UE en Grecia desde la crisis económica mundial de 2008/09. En el transcurso de la crisis de 2008/09 y la explosión de la lucha de clases en Grecia, los periódicos burgueses más agresivos levantaron el ánimo para una intervención militar extranjera, lo que muestra la rapidez con que “opciones” similares a la de 1967 están reingresando al debate burgués. El proletariado y el pueblo griegos muestran hoy, como entonces, su profundo odio a los asaltantes y saqueadores imperialistas y, en su incansable actividad de lucha, son un importante punto de referencia para los movimiento revolucionario y popular de otros países. ¡Recopilar firmemente las lecciones de la lucha contra el régimen militar fascista de 1976 sobre la base del marxismo-leninismo-maoísmo significa afilar las armas con las que el imperialismo será barrido de la faz de la tierra!

iPresidente Mao Tsetung, ¡Fuerzas revolucionarias del mundo, uníos!

iiDiscurso del Presidente EE.UU. Truman, 1948

iiiPRESIDENTE MAO TSE-TUNG: DISCURSOS EN UNA CONFERENCIA DE SECRETARIOS DE COMITÉS PROVINCIALES, MUNICIPALES Y DE REGIÓN AUTÓNOMA DEL PARTIDO, Enero de 1957, Capitulo II.

ivEl significado de la victoria en la guerra de guerrillas en Grecia es aún más importante a través del hecho que nazi-fascismo eliminó más del 7% de la población

v“Newsweek” (USA), 26. Marzo 1962, cita según: “Polémica sobre la Línea General del Movimiento Comunista Internacional“

viEn 1967 fuerón aún 200.961 griegos que vivian y trabajaban en Alemania, que se duplicaron en los años de la junta militar fascista hasta alcanzar la suma en 1973 de 407.614.

viiSolo 3 de 16 Divisionen del ejército griego estaban bajo mando directo del gobierno griego, las restantes 13 más potentes estaban integradas en las fuerzas de la OTAN. La ayuda militar de los EE.UU. tenia un promedio de 100 Millionen Dollar al año.

viiiBase de Unidad Partidaria, PCP, 1988, Revolyución Democrática.

ixBase de Unidad Partidaria, PCP, 1988, Revolyución Democrática.

xOportunismo y Capitalismo Burocrático en los Balcanes y Europa del Este, Comité para la Fundación del Partido Comunista (maoísta) de Austria, 2018