International Comunista

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages
Filtrar por categorías
Artículos
Declaraciones
Documentos
sin categoría

ACERCA DEL TRABAJO DE FRENTE EN EL PROCESO DE LA RECONSTITUCIÓN

¡Proletarios de todos los países, uníos!

 

 

ACERCA DEL TRABAJO DE FRENTE

EN EL PROCESO DE LA RECONSTITUCIÓN

 

 

Hoy, publicamos un importante documento aparecido en el Nº 80 de la Revista maoísta Posición de Clase ( Klassenstandpunkt, nº 80), este documento es una observación preliminar donde se trata el importante problema de la reconstitución del Partido Comunista de Alemania (PCA) y en relación a la cual se aborda la cuestión del frente en un país imperialista; en concreto, cómo debe ser el frente en el proceso de reconstitución.

 

– Redacción CI-IC.ORG

 

 

Los espíritus nobles, sublimes y sinceros de la revolución reconocen y respetan sobre todas las barreras teóricas, la solidaridad histórica de sus esfuerzos y sus obras. Pertenece a las mentes pequeñas, sin horizontes y sin alas, a las mentalidades dogmáticas que quieren petrificar la vida en una fórmula estricta, el privilegio de la incomprensión y el egoísmo sectario, y paralizarla.”

– José Carlos Mariátegui

 

 

Observación Preliminar

 

Como parte de la lucha ideológica en el movimiento revolucionario, publicamos la crítica a un artículo escrito por Kommunistischen Aufbau (KA- Construcción Comunista). Esta crítica, así como el artículo en el que se basa, debe entenderse como parte de la lucha por la unificación de los revolucionarios en Alemania sobre una base ideológica sólida y clara. Como firmes defensores del materialismo dialéctico, valoramos el hecho de que los partidos, organizaciones y grupos políticos son expresiones de la realidad objetiva de la lucha de clases. Los comunistas son la expresión de la lucha de clases del proletariado. Que los comunistas en formación estén avanzando hoy en la lucha por la reconstitución del glorioso Partido Comunista de Alemania (PCA) no es una expresión del azar ni de las habilidades personales de algún genio, sino es en esencia expresión de la demanda de la clase por su vanguardia. La principal contradicción en Alemania es que entre el proletariado y la burguesía, y el proletariado sin dirección no puede organizar su lucha y no tiene ninguna posibilidad sin su estado mayor. De ahí que la principal necesidad de la lucha de clases del proletariado sea la reconstitución de su partido. En consecuencia, la principal tarea de quien quiera servir a los intereses del proletariado es luchar por esta causa.

 

Junto al proletariado hay clases y estratos de clases que están en relativa oposición al capital financiero y tienen diferentes tipos de contradicciones con él. Uno de ellos es la pequeña burguesía. Esta clase vacilante genera sus diversas formas de expresión política. Uno de ellos es el número casi innumerable de círculos artesanales de la “izquierda radical”. Estos círculos a veces plantean la necesidad de “reconstruir el PCA”. Con todas sus diferencias, estos círculos generalmente promueven un concepto de “construir el partido desde abajo” y se centran en la necesidad de la “unidad” de tantos círculos como sea posible, en diferentes formas de “alianzas”. Lo que todos tienen en común es que rechazan la necesidad de construir el partido “desde arriba”. Por tanto, entran en conflicto con los principios fundamentales que se han confirmado una y otra vez en la teoría y la práctica del proletariado internacional y que Lenin ha establecido.i

 

Estos círculos, en el momento actual del desarrollo de la lucha de clases en este país, no representan como tal un enemigo del proletariado y es posible y necesario unirse con muchos de ellos en determinadas luchas, pero su oportunismo ideológico, y el revisionismo a menudo torpe, debe combatirse con una lucha ideológica decidida, acompañada de acciones prácticas que martilleen la verdad del proletariado. Dado que hay elementos honestos en casi todos estos círculos que realmente quieren servir a la clase, en algunos casos incluso en la clara mayoría, sería un gran error que los comunistas en formación hicieran una “guerra integral” contra ellos, como un enfoque que en actualmente solo conduce al aislamiento y una mayor fragmentación del movimiento revolucionario. La política al mando y el correcto manejo de las contradicciones en el seno del pueblo es lo que se necesita. Hoy no tenemos partido, y aunque lo tuviéramos, solo sería con el desarrollo victorioso de la lucha de clases en su máxima expresión que se convertiría en la vanguardia reconocida. Esto requiere una comprensión correcta del frente.

 

El frente es uno de los tres instrumentos de la revolución (los otros dos son el partido y el ejército revolucionario). El frente debe estar bajo la hegemonía absoluta del proletariado, más aún si es a la vez, la clase dirigente y principal de nuestra revolución socialista. El partido necesita la construcción del frente, sin el PCA reconstituido y el ejército revolucionario bajo su dirección absoluta no podemos construir el frente que se necesita para el desarrollo victorioso de la revolución socialista. El partido construye el frente, el frente no se construye solo. El frente es un frente de clases y su propósito es unir todas las clases y estratos posibles bajo la dirección del proletariado para la revolución socialista; eso significa para el establecimiento de la dictadura del proletariado a través de la revolución armada, lo que significa a través de la guerra popular. Esa es la perspectiva estratégica a tener en cuenta. El frente no es una “alianza”, es un instrumento de la revolución, dirigido por el partido. Dado que actualmente no tenemos el PCA reconstituido, todavía tenemos un largo camino por recorrer antes de que tengamos ese frente como una realidad organizativa. Pero aún así, la lucha por construir los tres instrumentos es un proceso que debe darse simultáneamente, en medio de la lucha de clases y la lucha de dos líneas. Por tanto, en un momento en que la principal necesidad del proletariado es la reconstitución del partido, la política del frente comunista debe esforzarse en formación para desarrollar el trabajo en ese contexto para que sirva a la reconstitución. Hoy esto exige la necesidad de utilizar la fórmula leninista de “unir, diferenciar y dirigir”, que debe entenderse como: unir sobre la base de principios fundamentales y decisiones colectivas; diferenciar claramente cuáles son los puntos de unidad y cuáles no y cuáles son los problemas en el combate de dos líneas, y; dirigir en la forma que pensó Lenin en “Carta a un camarada”: “… y por supuesto no en virtud de la autoridad, sino en virtud del prestigio, en virtud de la energía, mayor experiencia, mayor versatilidad, mayor talento” – cómo siempre basándonos en nuestras tácticas básicas de combate (con ventaja, razón y límite). Esto debe hacerse de manera consistente con el objetivo de generar un espacio político o ambiente propicio para la lucha por la reconstitución del partido. Para cumplir con nuestro deber con la clase y con la revolución, por supuesto, debemos desarrollar nuestras luchas en muchos temas, ya sean las luchas feministas antiimperialistas, antifascistas y proletarias o la lucha económica y las luchas por las reinvindicaciones en general, pero todos deben canalizarse al servicio de la lucha por la reconstitución del partido en el período actual y las tareas planteadas.

 

En este contexto, debemos analizar la declaración de KA de que los maoístas son “valiosos aliados”. Es cierto que las principales fuerzas maoístas en Alemania todavía no son las que luchan por la reconstitución del KPD. Las principales fuerzas maoístas en este país son los partidos de Turquía. El TKP / ML, MKP Turquía y Kurdistán del Norte y otros están todavía más presentes en el movimiento revolucionario que cualquiera que reclame el marxismo-leninismo-maoísmo como su ideología principal. Ignorar ese hecho sería una tontería. Entonces, cuando se habla de “alianzas con maoístas” en el panorama alemán, eso por supuesto significa principalmente las “alianzas” con los partidos de Turquía en este país. Pero el KA no es una organización principalmente antiimperialista, sino una organización que ha proclamado el objetivo de “reconstruir el PCA” y por lo tanto, en cierto modo, son “colegas” en el mismo negocio que nosotros. Así que no nos hagamos los tontos. No puede haber una “alianza para la reconstituciónii del PCA”, tal “alianza” corresponde al criterio antileninista de los círculos pequeñoburgueses. La lucha de dos líneas entre quienes, de una forma u otra, pretenden trabajar por la reconstitución del partido, debe centrarse en la base ideológica del partido, porque esto es lo que determina su carácter. Qué punto de vista, qué consepción y qué método se debe seguir para garantizar que el partido se corresponda con el desarrollo de la teoría y la práctica del proletariado internacional y las necesidades de la revolución proletaria mundial, esa es la cuestión central.

 

El principal aspecto positivo del artículo de KA es que plantea cuestiones ideológicas de vital importancia. El principal aspecto negativo es que mientras lo hace mezcla cosas, confunde puntos de vista y en lugar de ofrecer una crítica claramente formulada a los puntos de vista de los maoístas que luchan por la reconstitución del PCA, puntos de vista que los colegas saben y entienden muy bien cuáles no son un secreto para nadie en el movimiento revolucionario: tratar de encontrar “flancos débiles” afirmando que hay “muchas clases de maoísmo”; este método no es adecuado para el debate, hay una fuerza maoísta relevante en Alemania que está luchando por la reconstitución del KPD y ahora hasta cualquier tonto lo sabe, por así decirlo. Tal como lo entendemos, es bueno y necesario trabajar con fuerzas como la KA dentro de nuestro concepto general de un marco para el frente en el período actual. Las alianzas tácticas son importantes y se debe luchar por este tipo de fuerza. Incluso si nuestra contradicción ideológica es antagónica con ellos, debemos tratarla con medios no antagónicos, centrándonos en promover un debate cooperativo y constructivo. Al fin y al cabo estamos seguros de que el marxismo-leninismo-maoísmo será adoptado por todos los revolucionarios proletarios honestos, el tiempo que tarde depende de nosotros y del desarrollo de la revolución proletaria mundial.

 

El siguiente artículo fue escrito por un colectivo de camaradas a solicitud nuestra. Que el texto tiene muchos autores se puede ver por el estilo y la forma. Algunos aspectos de la crítica están mucho más desarrollados que otros, sobre todo cuando se trata de filosofía. Las cuestiones que no se han elaborado en este artículo han sido tratadas en detalle en ediciones anteriores de este diario y recomendamos encarecidamente al lector interesado que las consulte.

 

La Redacción de Posición de Clase

iEspecialmente en “Un paso adelante, dos pasos atrás”, un documento que cualquiera que quiera discutir seriamente la estructura del Partido Comunista debería haber estudiado con mucho cuidado.

iiInsistimos en el término “reconstitución” porque solo el Partido Comunista puede construir su propia estructura, lo consideramos una negación de los principios establecidos por Lenin para afirmar que otra organización puede “reconstruir el partido”.