International Comunista

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages
Filtrar por categorías
Artículos
Declaraciones
Documentos
sin categoría

¡Aprender del Presidente Gonzalo! - Declaración Internacional Común

¡Proletarios de todos los países, uníos!

 

¡Aprender del Presidente Gonzalo!

 

 

El Discurso del Presidente Gonzalo brilla desafiante ante el mundo como todopoderosa arma de combate. Nosotros, los Partidos y Organizaciones Marxista-Leninista-Maoístas de todo el mundo saludamos con ocasión de un nuevo aniversario de este hecho histórico, en los tiempos tempestuosos que vivimos, con optimismo revolucionario a nuestra clase, el proletariado internacional y a los pueblos del mundo.

 

Consideramos necesario de acuerdo a lo expresado anteriormente, en estos tiempos de gran desorden, reafirmarnos en la plena vigencia del discurso del Presidente Gonzalo, en la validez y vigencia plena del marxismo-leninismo-maoísmo, principalmente maoísmo con los aportes de validez universal del Presidente Gonzalo, en contribuir a defender la vida y la salud del Presidente Gonzalo, indesligable con la campaña por el Maoísmo, como parte y al servicio de la revolución proletaria mundial.

 

Queremos y debemos enfatizar la gran previsión del Presidente Gonzalo manifestada en su discurso, ya que él justa y correctamente se anticipa al desarrollo de la Nueva Gran Ola de la Revolución Proletaria Mundial. Él se adelanta a ver que el maoísmo se convertirá en el mando de esta Nueva Gran Ola y cómo será encarnado cada vez más en más comunistas generando sus Partidos comunistas, en cada vez más países, convirtiéndose en violencia material cuando se encarne en los pueblos del mundo.

 

Finalmente ahora escuchemos esto, como vemos en el mundo, el maoísmo marcha inconteniblemente a comandar la nueva ola de la revolución proletaria mundial ¡entiéndase bien y compréndase! los que tienen oídos, usen los, los que tienen entendimiento y todos los tenemos manéjenlos ¡basta de necedades basta de oscuridades! ¡entendamos eso! ¿qué se desenvuelve en el mundo? ¿qué necesitamos? necesitamos que el maoísmo sea encarnado y lo está haciendo y que pase generando Partidos Comunistas, a manejar, a dirigir, esa nueva gran ola de la revolución proletaria mundial que se nos viene.

 

Todo lo que nos están contando son estas historias vacías y estúpidas de la famosa "Nueva Era de Paz". ¿Donde esta ella? ¿Y Yugoslavia? ¿Y otros lugares? Todo está "politizado". Eso es una mentira. Hoy día la realidad es una, los mismos contendientes de la I y II Guerra Mundial, están generando, están preparando la III nueva Guerra Mundial. Eso debemos saber y nosotros como hijos de un país oprimido somos parte del botín ¡No lo podemos consentir! ¡Basta ya de explotación imperialista! ¡Debemos acabar con ellos!. Somos del tercer mundo y el tercer mundo es base de la revolución proletaria mundial, con una condición, que los Partidos Comunistas enarbolen y dirijan. ¡Es lo que hay que hacer!..."- Discurso del Presidente Gonzalo el 24 de septiembre de 1992

 

¿No es exactamente así? ¡Eso es! Independientemente de las limitaciones que puedan existir, independientemente de la desigualdad del desarrollo de la situación revolucionaria en nuestros respectivos países; vemos cómo el maoísmo en América Latina está pasando de chispa a encender la pradera, vemos como en Estados Unidos una joven guardia, lleva sobre sus hombros la gran tarea de la lucha en el corazón del imperialismo, que es la superpotencia hegemónica única, avanzando firmemente unidos con las masas; vemos cómo partidos y organizaciones de la vieja Europa están avanzando decididamente a dar el salto en la reconstitución del partido comunista y desarrollar la profundas raíces necesarias en las masas ; esto sobre la base y ejemplo de las invencibles y heroicas guerras populares en Perú, India, Turquía y Filipinas, gloriosas antorchas del marxismo-leninismo-maoísmo para el proletariado internacional y los pueblos oprimidos del mundo. El maoísmo es el mando de la Nueva Gran Ola de la revolución proletaria mundial y lo será aún más. Vemos que la explotación y la opresión generan necesariamente resistencia, vemos cada vez más la necesidad de cumplir el barrer el imperialismo y la reacción de la faz de la tierra.

 

Podemos ver todo esto, si simplemente no cerramos los ojos. Escuchemos, si no pretendemos hacernos los sordos, el grito de batalla "¡La rebelión se justifica!" del coro de miles de millones de los pueblos del mundo que ya no quieren vivir como antes.

 

Escuchemos el grito de batalla de las luchas de liberación nacional que se libran hoy especialmente en Asia Occidental (MOA) y África, en la explosividad de las masas de América Latina; lo escuchamos en los levantamientos contra el socialimperialismo chino y el imperialismo ruso, en las luchas y manifestaciones que tienen lugar en el corazón del imperialismo yanqui, en las luchas de la juventud que estallan una y otra vez en varios países europeos. Nosotros escuchamos eso en la lucha del movimiento del proletariado, en las huelgas y grandes protestas de las masas en varios países de Europa, que se levantan una y otra vez más.

 

En India, se esta elevando el sufrimiento y represión a las masas a niveles inauditos, frente a esto, el Partido Comunista de India (maoísta) está respondiendo decididamente desarrollando la revolución de nueva democracia mediante la invencible guerra popular para barrer el viejo Estado reaccionario, el imperialismo, el capitalismo burocrático y la semifeudalidad. En América Latina, la crisis esta generando nuevas olas de protesta popular, con las cuales los verdaderos revolucionarios, marxista-leninista-maoístas estánavanzando en la constitución/reconstitución de partidos comunistas militarizados, preparando nuevos y poderosos saltos.

 

¡Entramos a un nuevo período de revoluciones! Nuevo período dentro de la ofensiva estratégica de la revolución proletaria, aperturada con el inicio de la guerra popular en el Perú. Esa caracterización de la nueva situación a que está entrando la lucha de clases internacionalmente, entendemos como un período muy favorable para la revolución mundial generado porque se va concretando la correspondencia del desarrollo de la situación objetiva con el avance de la tarea de la reconstitución del partido comunista, lo que plasmará necesariamente el inicio de nuevas guerras populares y el desarrollo victorioso de la Nueva Gran Ola de la Revolución Proletaria Mundial.

 

La tarea que enfrentamos es unir las dos grandes fuerzas: el movimiento proletario internacional que se da en todo el mundo y el movimiento de liberación nacional que se genera en las naciones oprimidas, para desatar una poderosa tormenta que culminará en la guerra popular mundial y enterrará al imperialismo. Siempre desafiando el peligro de converger con una u otra potencia imperialista. Por eso es necesario aplicar el combatir inseparable e irreconciliablementeal imperialismo, la reacción mundial y el revisionismo.

 

Es innegable que este sistema sigue avanzando en su hundimiento, la descomposición del imperialismo es cada día mayor. El imperialismo a nivel mundial se encuentra en crisis general. La podredumbre es aún más aguda en las naciones oprimidas donde el semicolonialismo, el capitalismo burocrático y la semifeudalidad están en una situación cada vez más difícil y son cada vez menos capaces de ser apoyo necesario para el sistema mundial imperialista.

 

Los imperialistas como respuesta a su situación, como quien da zarpazos en desesperada agonía, en medio de mayor colusión y pugna, usan la Pandemia del Corona, con medidas económicas y declaración de estados de excepción sin precedentes a escala mundial creando una verdaderasituación de guerra, para abortar la crisiseconómica gigantesca que se le venia y para contener las explosiones de las masas. Mientras, en colusión y dura contienda reaccionaria en los diferentes países, se aprueban los “paquetes de ayuda a la economía” y los “protocolos sanitarios”, se da una aún mayor centralización del poder absoluto en el Ejecutivo, también sin precedentes en una “situación de no guerra”; al mismo tiempo, que la pandemia por causas mismas del sistema, de las políticas de privatización de las décadas anteriores y de los propios “protocolos sanitarios”se ceba con la salud y la vida de millones de la masa amplia y profunda. El carácter genocida del imperialismo se vuelve cada vez más claro. La maldad del imperialismo, el cual es capaz de todo queda también cada vez más claro. Al mismo tiempo el imperialismo se confronta pese a todo con una más gigantesca crisis que la Gran Depresión de 2008. Mayor reaccionarización y militarización del Estado reaccionario, más violencia, más terror, más privación de libertades, derechos, beneficios y conquistas alcanzadas por las masas en duras contiendas. Concentrando más Poder del Estado reaccionario para usarlo contra la revolución. Estas son las relaciones económicas y políticas que se están desenvolviendo por el proceso de descomposición del imperialismo.

 

Los centros de tormenta de la revolución mundial son las naciones oprimidas y están cumpliendo este papel cada vez más conscientemente. El peso de la masa decidirá la revolución en el mundo y ese peso está en las naciones oprimidas, lo que se compagina con la tendencia principal la revolución y la contradicción principal.

 

El imperialismo yanqui, en su condición de superpotencia hegemónica única, expresa en mayor medida que los otros imperialistas la crisis general y la actual crisis de sobreproducción . Las contradicciones allí, como en todas partes, se agudizan y las contradicción masas contra viejo Estado, se expresan como contradicción masas-gobierno. Por eso las próximas elecciones son cruciales para el imperialismo yanqui. Necesita un nuevo gobierno “legitimado” por una mayor participación electoral. En este contexto, es importante enfatizar que Donald Trump es un reaccionario repugnante, pero no un idiota. No olvidemos que entre otras cosas hay cierta continuidad en la administración Trump con el ministro de Finanzas Mnuchin. Esa es una prueba política de que Trump no es un loco, sino un representante de una facción del capital financiero yanqui. Está jugando con fuego ahora, lo está haciendo para ganar las elecciones. Esta es su forma de movilizar a la gente para las elecciones. Su contraparte Biden no hace otra cosa, solo que con otras mentiras que intenta vender a las masas, apoyado por revisionistas y oportunistas de todo tipo como Bob Avakian y consortes. Para el proletariado y el pueblo de los Estados Unidos, especialmente para el Pueblo Negro, las mujeres y los migrantes, las elecciones son una vez más para elegir entre quién los va a aplastar en los próximos años.

 

En Bielorrusia, vemos un régimen fascista contra el cual las masas se rebelan - la justa rebelión de las masas sin una dirección correcta será usada para implementar objetivos reaccionarios - es económica, política y militarmente dependiente, dominada principalmente por Rusia, una semicolonia del imperialismo ruso y de fundamental importancia para él. Esta rebelión muestra, que la Rusia imperialista se está quedando sola en Europa del Este: tras Georgia, Moldavia, Ucrania y ahora Belarusia, la legitimidad de su papel hegemónico en su entorno regional se está resquebrajando. El proceso de desintegración de la ex-URSS a causa de la bancarrota del revisionismo, -aún está lejos de haber concluido-. Hay que sumarle a esto las propias dificultades internas: sus propios movimientos de protestas en Siberia y otros territorios, elecciones regionales inminentes y los costos sin fin que le representan la mantención de Crimea y la situación del Donbás. La alianza de la OTAN, dirigida por el imperialismo yanqui, persigue una estrategia a largo plazo de rodear a Rusia. Cualquier manejo por parte del imperialismo ruso de las zonas de conflicto que se encuentran en sus líneas internas debe entenderse como una contramedida contra esta estrategia. Esto es importante, porque el imperialismo ruso no puede renunciar a Bielorrusia sin sufrir una derrota estratégica, que pondría en peligro su existencia. En consecuencia, una solución a esta cuestión es imposible sin la guerra. Por el momento, los yanquis y laRepúblicaFederal Alemana (RFA), así como el resto de miembros de la OTAN, no tienen interés en una guerra con el imperialismo ruso. Entendamos: cualquier demagogia sobre la defensa de la “democracia y los derechos humanos” no puede traer más que un avance relativo de las posiciones tácticas del imperialismo yanqui, alemán y francés. Por eso el traslado de tropas yanquis a Polonia es una maniobra dentro de un plan a largo plazo y no una maniobra táctica para provocar una guerra inmediata.

 

En el MOA, después de la derrota del imperialismo yanqui en Siria, donde mantienen el control de una zona petrolífera y militarmente estratégica con la ayuda de sus lacayos de la región, para evitar chocar directamente con las tropas del imperialismo ruso, está recurriendo a su vieja política imperialista de “dejar que nativos combatan a nativos” y avanza en su cerco contra Irán buscando desarrollar la guerra contra éste, como guerra religiosa entre sus lacayos de la región (“sunitas”) contra los chiitas de Irán y sus aliados de la región como Siria, etc.

 

Dentro de la UE, la República Federal Alemana (RFA) continúa desarrollándose como la principal potencia imperialista. Es económicamente dominante y ello le confiere influencia enel desarrollo de la lucha de clases en Europa Occidental. Esto se aplica en particular al manejo de la actual crisis de sobreproducción, donde el imperialismo alemán se está preparando para expandir aún más su papel de liderazgo a expensas de sus competidores y las naciones oprimidas que han sido incorporadas en la UE.

 

En el mar de China los imperialistas yanquis llevan adelante su plan de contener las pretensiones de los socialimperialistas chinos, de hacer de China la potencia hegemónica regional de Asia. Busca deliberadamente socavar la capacidad de respuesta nuclear de China. Ha desplegado junto con sus aliados de la región un número creciente de fuerzas navales de superficie y submarina y aéreas de ataque nuclear en bases militares cercanas a China. Desde la desaparición del tratado INF en 2019, Estados Unidos ha intentado desplegar misiles convencionales de alcance cercano y medio con base en tierra en la región de Asia y el Pacífico para contrarrestar las llamadas capacidades de China anti-acceso y denegación de área (A2AD). Tal despliegue, si se implementa,aumentaría las preocupaciones en China sobre la supervivencia de sus fuerzas nucleares, ya que esos misiles terrestres estadounidenses desplegados cerca de China mejorarían la capacidad estadounidense para ejecutar un ataque convencional contra las fuerzas nucleares chinas, incluida la apostadas en carretera de China. Estas son las condiciones en las cuales Trump ha llamado a los imperialistas rusos, socialimperialistas chinos y otras potencias atómicas para un nuevo tratado de “limitación de armas nucleares y proyectiles balísticos”. Quiere imponer en la mesa de negociaciones las ventajas alcanzadas en los diversos escenarios.

 

Una cosa debe quedar claramente establecida, ¡las condiciones internacionales son excelentes! Lo que corresponde es poner la política al mando, es decir aplicar en la lucha de clases la ideología del proletariado internacional, el marxismo-leninismo-maoísmo, principalmente maoísmo, con los aportes de validez universal del Presidente Gonzalo. La realidad demanda su aplicación creadora para encontrar respuestas a las nuevas cuestiones. También significa que los camaradas deben pensar más para encontrar respuestas a los nuevos problemas que se nos plantean. Se necesita flexibilidad en muchos aspectos y al mismo tiempo firmeza en los principios.

 

¡Existe un gran desorden bajo los cielos! ¡Eso es muy Bueno! Pues solo de un gran desorden puede surgir un nuevo orden y eso va a ser así.

 

¡Viva el 28º aniversario del discurso del Presidente Gonzalo!

¡Unirse bajo el maoísmo!

¡Aprender del Presidente Gonzalo!

 

24 de septiembre de 2020

 

 

 

Partido Comunista del Perú

Núcleo Revolucionario para la Reconstitución del Partido Comunista de México (NR-PCM)

Comités para la fundación del Partido Comunista (maoísta) en Austria

Partido Comunista de Brasil (Fracción Roja)

Fracción Roja del partido Comunista de Chile

Partido Comunista del Ecuador - Sol Rojo

Comité Maoísta en Finlandia

Servir al pueblo - Liga Comunista de Noruega

Partido Comunista de Colombia (Fracción Roja)

Comité para la Reconstitución del Partido Comunista de los Estados Unidos